ALTAR DE MUERTOS

45103392 2004181362975497 2190952311923146752 oLa celebración del Día de Muertos se realiza el 31 de octubre y el 1 y 2 de noviembre, días señalados por la Iglesia católica para celebrar la memoria de todos los Santos y de los Fieles Difuntos. La esencia más pura de estas fiestas se observa en las comunidades indígenas y rurales, donde se tiene la creencia de que las ánimas de los difuntos regresan esas noches para disfrutar los platillos y flores que sus parientes les ofrecen.

Las ánimas llegan en forma ordenada. A los que tuvieron la mala fortuna de morir un mes antes de la celebración no se les pone ofrenda, pues se considera que no tuvieron tiempo de pedir permiso para acudir a la celebración, por lo que sirven solamente como ayudantes de otras ánimas. El 28 de octubre se destina a los muertos que fueron asesinados con violencia, de manera trágica; el 30 y 31 de octubre son días dedicados a los niños que murieron sin haber sido bautizados (limbitos) y a los más pequeños, respectivamente; el 1 de noviembre, o Día de Todos los Santos, es la celebración de todos aquellos que llevaron una vida ejemplar, celebrándose igualmente a los niños. El día 2, en cambio, es el llamado Día de los Muertos, la máxima festividad de su tipo en nuestro país, celebración que comienza con la práctica de ciertos ritos, como adornar las tumbas y hacer altares sobre las lápidas, los que tienen un gran significado para las familias porque se piensa que ayudan a conducir a las ánimas y a transitar por un buen camino tras la muerte.

Dicha representación es quizá la tradición más importante de la cultura popular mexicana y una de las más conocidas internacionalmente; incluso es considerada y protegida por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad. (Denis, Hermida, Huesca, 2012).

Es por ello que la Universidad Autónoma Intercultural de Sinaloa, siempre interesada en fomentar y fortalecer esta tradición, se llevó a cabo la presentación de Altares de Muertos en las tres unidades, Mochicahui, Choix y Los Mochis, así como las extensiones.

Los altares fueron realizados, representados y explicados por estudiantes de los diferentes programas educativos, para recordar y honrar a nuestros difuntos.

Como compensación al esfuerzo realizado por los estudiantes se realizó un concurso, en las unidades de Choix y Los Mochis, para lo cual resulto motivante para que los estudiantes sigan participando con estas tradiciones cada año.

45103392 2004181362975497 2190952311923146752 o 45135299 2004181639642136 8035763839494520832 o 45498058 2429788700394695 5031379790116945920 n
45301661 2009384679121832 2764276715898273792 n 45380299 2429788857061346 5813379780078206976 n 45506207 2429788620394703 8130266563254157312 n
45418290 2009384089121891 4768182643734872064 n 45195604 2004181496308817 1600398676704886784 n 45404962 2009383932455240 1167083901567369216 n