Antecedentes

Vida comunitaria en los yoreme mayo del norte de Sinaloa.

En tiempos donde las historias locales pareciera ser que pierden su esencia, derivado de los constantes cambios socioculturales producidos por los procesos globalizadores que saturan los modos de comportamiento sociocultural de los individuos, que en ocasiones se traducen en cambios que ponen en riesgo la trascendencia cultural de los grupos indígenas, modificando los usos y costumbres, homogenizando las lenguas locales priorizando el uso del español como único medio de comunicación mediante el intercambio lingüístico aplicables a las relaciones sociales de los grupos étnicos con la sociedad mestiza.

Los riesgos de trascendencia cultural motivan entonces a asumir acciones encaminadas a prevenir antes de que el futuro nos deje las situaciones difíciles de resolver, es por ello que con la propuesta del observatorio cultural enfocado particularmente al grupo yoreme mayo del norte de Sinaloa tendremos la oportunidad de contar con un resguardo de la memoria histórica cultural del grupo.

La propuesta del observatorio es solo una de las muchas acciones que a partir de la actual administración de la Universidad se han priorizado en vías de convertir a la Institución en el medio que facilite primero, la concurrencia de los estudiantes indígenas por los espacios universitarios recibiendo educación de calidad que les permita a sus familias tener mejor calidad de vida accediendo a empleos bien remunerados.

Por otro lado, fiel a su filosofía la institución educativa crea mecanismos y plantea estrategias en coordinación con la comunidad para ser coadyuvante en los procesos de trascendencia cultural como así se manifestó en la apertura del foro permanente de estudios yoreme.

Con la apertura del observatorio cultural se tendrá una cobertura de difusión, promoción y fortalecimiento de la cosmovisión yoreme, ya que no solo será difundir su cultura, también es el compromiso de crear los espacios que favorezcan su practica, para que los indígenas transcurran por la institución en un contexto de armonía, comprensión y convivencia  intercultural.

¿Qué es lo que está en riesgo?

Independiente del grupo social que se refiera, la sociedad en su conjunto pareciera ser que va al ritmo que le marcan los medios de comunicación virtuales, primero fue la televisión y la radio, hoy se suman con más fuerza el uso de la telefonía celular y la internet convertidos en el medio más utilizado para que los individuos se comuniquen entre sí, pero también significa estar en constante cercanía con las estrategias de las economías de mercado que por esos conductos introducen sus productos y crean nuevas necesidades y nuevos satisfactores para una sociedad que en el afán de estar en sintonía con los cambios se aferran a la idea del consumismo de lo que viene de “afuera” y dejar que lo local se desvanezca y pueda desaparecer.

En ese devenir sociocultural globalizador los yoreme mayo han modificado muchas de sus prácticas culturales producto de esa relación donde la práctica de la lengua materna se afecta seriamente, es evidente que las generaciones jóvenes renieguen de practicar su lengua materna y por tanto su propia cosmovisión y adoptando una ajena a su propia particularidad cultural.

A partir de un permanente acercamiento con la comunidad a través de los diagnósticos comunitarios, mismos que se han aplicado a diversas comunidades, es que nos percatamos de que las generaciones jóvenes desconocen muchos de los aspectos que integran su propia cosmovisión, parte por su propio desinterés y parte de que en el medio en el que están inmersos de manera comunitaria, se preferencia el uso del español y esto dificulta la transferencia de los saberes locales por parte de las generaciones adultas.

La escuela, los amigos y los intercambios socioeconómicos son entre otros los que se suman y dificultan los procesos de empoderamiento de esos saberes que se materializan a través de las danzas, los ceremoniales rituales que integran su propia cosmovisión, es lo que está en riesgo.

¿Porque un observatorio cultural?

Antes de  resaltar la importancia de un observatorio cultural en la Universidad consideramos importante describir algunas particularidades sobre los yoreme mayo del norte de Sinaloa, la presencia del grupo esta geográficamente ubicada en los municipios de Ahome en los  centros ceremoniales de (Juan José Ríos, Lázaro Cárdenas, La Florida, San Miguel Zapotitlán, San Isidro, Vallejo, El Colorado, Cerro Cabezón, El Chorrito y el Carrizo Grande) en El Fuerte están (Mochicahui, Charay, Jahuara II, Sibirijoa, Tehueco y Capomos) y Choix, están (Baimena, Pueblo Vaca,  San Javier, Pueblo Huites y Cieneguita de Nuñez).

oc-1.jpg

Imagen: Horno de pan. Comunidad Indígena del Pochotal, El Fuerte.

Una característica particular del grupo es que la mayoría de las comunidades indígenas se localizan en las riberas del rio fuerte.

Su cosmovisión está centrada en la armoniosa relación con la naturaleza donde el Juyyá anía es el centro que justifica su riqueza cultural,  los yoreme mayo prevalecen en su cultura  aun y cuando la relación con los mestizos es permanente, la prueba de ello es que aun encontramos hablantes de la lengua materna aunque es complejo determinar el número de hablantes.

La idea de establecer el observatorio cultural tiene su sustento en la propia filosofía de la Universidad, la sede se encuentra en Mochicahui considerado el corazón de la etnia y del centro ceremonial de San Jerónimo, lugar donde se celebran los rituales más significativos del grupo.

Con el observatorio se tendrá el registro oportuno de toda la actividad cultural del grupo, usos y costumbres, la fiesta y la vida comunitaria, sus tradiciones etc. entre otras cosas se busca garantizar la salvaguarda de los bienes culturales cosmogónicos cuyo fin principal es promover y coadyuvar en la salvaguarda cultural que favorezca la trascendencia del grupo en el tiempo y en el espacio.

Colaborar desde esta vinculación en el proceso intercultural de transmisión de saberes para que las generaciones jóvenes valoren y  asuman como bien lo afirma Boaventura de Sousa Santos  en “la comprensión del mundo y la forma como ella crea y legitima el poder social… tiene mucho que ver con concepciones del tiempo y de la temporalidad … transformar objetos imposibles en posibles, y con base en ellos transformar las ausencias en presencias, centrándose en los fragmentos de la experiencia social no socializados”, y que son responsabilidad del grupo el resguardo oral, escrito y en todas las formas posibles de suma de esfuerzos encaminados para tal propósito, en el que las generaciones yoreme mayo jóvenes se comprometan con su propio grupo a partir del seno de la familia.

oc-2.jpg

Imagen: San Antonio de Capomos “santótawi”, “don sananto”

El Consejo Nacional de La Cultura y las Artes de la república de Chile,  afirma que el “Observatorio Cultural consiste en el desarrollo de una plataforma que da visibilidad al campo cultural en su extensión y especificidad,  así como un medio para difundir… y crear un espacio abierto a la reflexión, mediante la promoción de un debate crítico, que desde diversas miradas  permita articular discusiones específicas en un contexto global, contemporáneo”, a través del registro de toda actividad cultural de significancia para el grupo en mención.